Viajando en moto por: SELVAS

SENEGAL

Hoy estoy aquí para hablarte de las sensaciones y los conocimientos que me han proporcionado las selvas que he tenido la suerte de cruzar, atravesar o simplemente visitar.

Campamento en Wasadou
CAMPAMENTO EN WASSADOU

Las selvas siempre han sido consideradas los pulmones del mundo. Junto a los mares, sus frondosos bosques son las reservas bioesféricas más ricas del planeta y en ellas se hayan la mayor cantidad de seres vivos por metro cuadrado.

Cruzarlas es encontrarse frente a la cara más salvaje de la naturaleza y vivir en primera persona una explosión de vida ante tus ojos. Su gran diversidad, la humedad que acumula y su mezcla de olores y colores sorprenden al viajero ocasional que, como yo, tiene la fantástica idea de atravesarlas en moto.

Todo tipo de animales habitan estas regiones intertropicales. Puedes encontrarte con serpientes, monos, pájaros y muchos más, pues si algo esconde la densidad de esos bosque son gran cantidad y variedad de animales. Si decides adentrarte en la espesura de una selva, será inevitable que te cruces con alguna de estas especies.

Sus carreteras.

En las ocasiones que he tenido la oportunidad de viajar por selvas, he visto como las carreteras asfaltadas sólo existen, en mejor o peor condición, entre las ciudades más importantes. Se podría decir que el resto de vías y senderos son pistas de tierra, más o menos anchas, mantenidas a base de la circulación de vehículos que consiguen que la selva no reclame su espacio y mantienen la ruta abierta. Así pues, puedes imaginarte que el mantenimiento de estas pistas es escaso o nulo y que su circulación por ellos, en moto, puede resultar de lo más complicado.

SENEGAL
SELVA DE SENEGAL

Resulta obvio pensar que es gracias al agua que se mantiene este ecosistema, pero si al escaso mantenimiento de estas pistas le añades el clima natural de una selva, es decir que te guste o no lloverá, convertimos una pista de difícil tránsito en un auténtico barrizal intransitable que atascará la moto a cada paso.

Por suerte, al igual que pasa en otras zonas de difícil subsistencia, como pueden ser los desiertos, tarde o temprano aparecerá alguien en quien te verás obligado a confiar para que te ayuden a arrastrarla y sacarla del embrollo en el que te has metido tu solito. Que esta circunstancia se prolongue durante varios días, pondrá a prueba tu fortaleza mental que se verá amenazada por el esfuerzo físico que supone esa situación.

La selva y sus animales.

Me he encontrado circulando y mirando a mi alrededor, preguntándome que hay tras la espesura que me rodea y de la que apenas alcanzo ver 1 metro hacia el interior. Los momentos en los que me ha picado la curiosidad por saber que se esconde, me he llegado a detener en mitad de la ruta. Nada más parar el motor me he encontrado envuelto por el sonido de cientos, quizás miles, de animales que se escondían de mi mientras me sentía observado desde lo más profundo. Me resultó fácil identificar a los pájaros e incluso algunos monos, pero me costó más identificar a otros animales que a día de hoy aun no he reconocido.

Nunca he tenido la oportunidad de encontrarme con ninguno de los grandes animales de la selva, lo que si me he encontrado por esos parajes son insectos, un sinfín de insectos de todo tipo de todos los colores y por todas partes. Son tal la cantidad de insectos que he llegado a dejar la pantalla de la moto como el bufete de un camaleón y la visera del casco con una capa opaca de colores llamativos. Esa circunstancia casi obliga a la limpieza de esos dos elementos al final de cada día. Pero el inconveniente de los insectos no acaba ahí, Si algún día he tenido la maravillosa idea de acampar en ella me he visto obligado a luchar contra una plaga de mosquitos.

Y ya puedo dar las gracias si se limita a eso, en las junglas hay animales más peligrosos que los más que molestos mosquitos o incluso las hormigas. Me refiero a animales como serpientes, arañas, etc… así que si decides aventurarte a acampar en esas regiones ándate con cuidado y prioriza tu seguridad por encima de la aventura.

SENEGAL
TERMITERO EN PLENA SELVA AFRICANA

La lluvia permite a las plantas de la selva absorber los nutrientes del terreno y las hace crecer, pero es cuando sale el sol que se siente fluir todo el ritmo y la energía de este ecosistema

Aunque se pueden encontrar grandes ciudades enclavadas en mitad de la selva, lo más habitual es encontrase con comunidades más pequeñas. Son comunidades de gente en las que siempre me ha sorprendido la gran cantidad de niños pequeños que albergan

Por último, aunque no por ello menos importante, déjame hacerte una aclaración. En lo que se refiere al rey de la selva, puedes estar tranquilo, los leones están en la sabana. Pero eso no significa que no haya animales igual o más peligrosos.

Aquí te dejo un vídeo donde verás el post en imágenes.
VIAJANDO EN MOTO POR: SELVAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: