Después de atravesar el desierto del Sáhara en moto, llegar al sur de Senegal es llegar a un oasis de verdor y humedad. Directamente es otro mundo. Allí se agolpan grandes árboles, manglares y arrozales. Básicamente se trata de una zona agrícola de pequeños pueblos que viven de los recursos de la tierra.

Otra característica de esta zona es que encontramos un montón de ONG’s trabajando para mejorar las carencias. Hoy os hablaré de DorcasONGD, una ONG con nombre de gacela, que colabora con el hospital de Dialacoto (entre otros) aportando todo tipo de ayuda y medicamentos. En el pasado post vimos como trabaja Kasamu Aku, escolarizando niños de 4 a 8 años.

Un recibimiento mojado.

Salí del campamento de Wassadou (a 10 min. de Dialacoto) bajo una leve llovizna que esperaba, se mantuviera así, pero con el paso de la mañana acabó convirtiéndose en una tormenta que me dejó empapado.

Dialacoto

En la misma carretera, empiezo a preguntar por Diakité, un senegalés afincado en Barcelona y que es mi persona de contacto en la ONG. Me acompañan hasta su casa bajo una tormenta que deja nos deja a mi y a mi improvisado guía como una sopa. Una vez a cubierto, aparece Diakité vestido con su perpétuo color blanco y nada más verme se lleva las manos a la cabeza y me pregunta como he sido capaz de encontrarle. Le señalo a mi empapado amigo y le da las gracias.

Conociendo la realidad del Senegal más profundo

En su casa, me presenta a su mujer y a su hijo y hablamos unos momentos de su vida en Barcelona y de las amistades que nos unen y poco a poco la conversación se torna hacia su labor en aquella zona del mundo.

v
Entregando el material

Durante la charla, voy sacando de las maletas los medicamentos, libretas, bolígrafos, lápices, camisetas, caramelos, globos y bolsas que les traigo y al verlo todo extendido en la mesa, Diakité no da crédito de la capacidad de las mismas. Mientras, también me explica como, junto a su hermano, ayudan a l@s niñ@s de Dialacoto para darles una oportunidad y de como consiguen hacer llegar los medicamentos al hospital desde Europa.

Jugando como niños
Jugando como niños

No me canso de ver como los niños juegan con los globos que Apialia me dió para ellos. Lo fácil que resulta arrancarles una sonrisa y lo agradecidos que están a pesar de que muchos no lleven ni zapatos.

Visito el hospital de Dialacoto

Hospital de Dialacoto
Hospital de Dialacoto

Tengo curiosidad de ver como trabajan en el hospital, sus instalaciones, sus medios, etc., así que Diakité me acompaña a verlo. Pasamos por una sala de espera repleta de personas esperando pacientemente el turno y entramos en una consulta donde me presenta a la Doctora y la enfermera que están atendiendo en ese momento a los enfermos. Después de ver la farmacia y diversas salas de curas, me impresiona ver como aprovechan los recursos hasta la última gota, ya que, en realidad, apenas tienen material para mantener el hospital abierto unas semanas. Resulta inestimable la aportación que hacen los voluntarios trayendo maletas cargadas de medicamentos.

Consulta del hospital
Consulta del hospital
La farmacia
La farmacia

En resumen

El sur de Senegal es la mezcla del rojo de su tierra y del verde de su selva, del calor de su clima y de la humedad de su lluvia, de la sencillez de sus vidas y la generosidad de sus gentes.

Anuncios