Buscando sitio para dormir en Suiza, y tras callejear en moto durante un rato por Berna, pasé un callejón donde encontré algo conocido. Era una bandera de España y hondeaba en un casal español.

Me detuve casi de un frenazo esperando que allí podrían indicarme algún sitio donde dormir.

Mis expectativas se quedaron cortas. Me invitaron a cenar en uno de los pocos restaurantes Gallegos de Suiza, me invitaron a dormir en casa de unos emigrantes españoles y al día siguiente me recomendaron una ruta espectacular para hacer en moto por los Alpes suizos.

Cosas del destino.

IMG_0006

 

Anuncios