Visitar el cementerio Marinero de Bonifacio (Córcega) es algo que recomiendan todas las guías. Lo que no sabia es que a parte de las espectaculares vistas a la entrada de el puerto, iba a encontrarme otro tipo de espectáculo.

El cementerio se caracteriza por sus panteones blancos. En las “parcelas libres” encontramos un murete que delimita la entrada, tal como puedes ver al fondo de la foto.

Como turista solitario suelo ir callado y observando, lo que me da cierta ventaja sobre los que hablan “demasiado”.

Paseando por ese camposanto, vi a un hombre apoyado en la entrada de uno de esos muros mientras iba cantando algo así como “María, espabila que nos pillan”. Oculta por el muro María contesto “no me pongas más nerviosa” mientras resolvía sus necesidades escatológicas.

Pasé discretamente y en silencio. Como si no me enterara de nada.

Panteones del cementerio de Bonifacio (Córcega)
Panteones del cementerio de Bonifacio (Córcega)

 

Anuncios