Atentados en Estambul. Disparos en París. Masacres en institutos. Manifestaciones. Protestas. Agresiones sexuales. Accidentes de coche. Catástrofes naturales.

Los telediarios, periódicos, radio y demás medios de comunicación van repletos de noticias que parece que pretendan ponernos el miedo en el cuerpo. Si eso es información, me declaro fan de la hipo-información.

Dejar de consumir cierto tipo de noticias resulta fundamental para salir de casa y más cuando la intención es recorrer 10.000, 20.000 o 30.000 km durante un largo período de tiempo.

Por ejemplo, durante mi ruta en moto por Turquía, hubo un atentado en Estambul con el resultado de 9 personas muertas. Eso no interrumpió mi viaje, pues, aunque veía las noticias cuando paraba a comer o cenar, no entiendo el turco. Recuerdo viajar sin más preocupaciones que el calor y el tráfico, hasta que unos días después, hablando con los de casa, me informaron de lo que había pasado.

Eso, que puede resultar una actitud algo temeraria para algunos, resulta una de las mejores armas para los que viajamos solos y en moto por el mundo, y aunque no se trata de ser un inconsciente y meterse en mitad de una guerra, los telediarios no pueden condicionarte en exceso a la hora de viajar y conocer un país. No olvides que un país lo componen sus habitantes, que como todos los del mundo, desean hacer su vida.

Estambul
Estambul