Empecé en moto hace más de 30 años…. 30 años he dicho?!!!! madre mía cuanto tiempo. Desde entonces muchas cosas han cambiando. Entre ellas yo.

Ya no tengo edad para … grandes pesos e inercias. Con el tiempo he adaptado mi forma de conducir a las distintas motos. He tenido motos de carreta, scooters, nakeds, etc y cada una me ha enseñado técnicas para tomar curvas, frenadas, conducción en mojado, etc. Ahora llevo una trail de cilindrada media y estoy contento con ella.

Ya no tengo edad para … jugarme la piel. Aunque nadie la tiene. Con el tiempo cambia la visión de las motos y he incrementado mi seguridad pasiva. Cuando me saqué el carné no era obligatorio el uso de casco (sé que esto puede sorprender a muchos) hoy ni me planteo salir del parking sin él. A eso ya le añado una chaqueta con protecciones y un buen par de guantes. Ese es mi equipo mínimo imprescindible.

Ya no tengo edad para … tener tanta prisa. Por último, otra cosa que he adaptado con la edad es la velocidad. No me hace falta ir a lo que marca la vía, puedo ir algo más lento y por lo tanto más tranquilo. Soy consciente de que mis reflejos no son los mismos que los de un chico de 20 años, y el tráfico me resulta cada vez mas intenso. He aprendido que salir 5 minutos antes me permite disfrutar de cada trayecto.

Y no es que no tenga edad (que la tengo), lo que en realidad tengo es ganas de seguir evolucionando con mis motos para poder disfrutarlas muchos años más.

 

Anuncios